La Maliciosa

El itinerario más utilizado para subir a la Maliciosa desde la Barranca sigue los cursos del río Navacerrada y del regajo del Pez, pasando por la fuente de la Campanilla. Nosotros, en esta ocasión, subiremos por la cuerda de los Almorchones (lo que nos permitirá coronar el Penotillo por su abrupta y muy interesante ladera suroeste), y regresaremos por la cuerda de las Buitreras.

Desde el mismo aparcamiento de la Barranca (1380 m) pasamos a la otra vertiente del valle por el dique del embalse de Navacerrada, y comenzamos a ascender por el interior del pinar siguiendo un tenue sendero que, con rumbo noreste, se dirige hacia el arroyo de la Maliciosa.

El Penotillo

Embalse de Navacerrada.

Antes de llegar a la vaguada (1510 m, 1 km), abandonamos el camino para subir directamente a la cuerda de los Almorchones. El terreno apenas cuenta con algunos hitos y trazas de senda, pero se anda bien, y no tardamos en alcanzar la divisoria en una zona comprendida entre el Penotillo Bajo y la cota 1848 (1680 m, 1,8 km). Rodeamos esta última por la derecha, siguiendo un sendero más marcado, que tampoco tardamos en abandonar para subir al collado que se abre entre ella y el Penotillo (1831 m, 2,3 km).

El Penotillo, sierra de Guadarrama

Ascensión al Penotillo por la cuerda de los Almorchones.

El abrupto promontorio del Penotillo se puede rodear por las dos manos para, una vez en su collado norte, repechar los escasos metros que nos separan de la cima; pero, sin duda, resulta más interesante y entretenido coronarlo directamente desde el collado sur, donde nos encontramos. Nos ponemos a ello.

El pedrero que cae sobre el collado nos lleva a una canal que remontamos hasta que se extingue (2020 m, 2,8 km). Giramos entonces a la derecha, y, con una mínima trepada, alcanzamos una rampa ocupada también por un canchal. Subimos por ella todo lo posible. Al llegar a los resaltes (2080 m, 2,9 km), doblamos a la izquierda para hacer pie en una confortable vira que sube en diagonal hacia esa mano. Al final de la vira, pasamos a la vertiente norte. Trepamos los pocos metros que nos separan de la cresta cimera, y por ella, sin mayores dificultades, coronamos el Penotillo (2124 m, 3,1 km).

El Penotillo

Ascensión al Penotillo.

El Penotillo

Desde la cima se divisa, muy cerca, la cumbre de la Maliciosa, el segundo objetivo de la jornada. Nos dirigimos hacia ella destrepando con facilidad los escasos 30 metros que nos separan del collado que une el Penotillo con la Maliciosa (2098 m, 3,2 km).

Cabra montés

Rebaño de cabras montesas entre el Penotillo y la Maliciosa.

A continuación, ascendiendo por la divisoria o cerca de ella, no tardamos en hacer cima en la Maliciosa (2227 m, 3,6 km).

La Maliciosa

La Maliciosa y el Penotillo. Fotografía tomada desde la cuerda de las Buitreras.

La Maliciosa

Con el Alto de las Guarramillas y sus aparatosas antenas bien a la vista, descendemos al collado del Piornal (2074 m, 4,7 km), y, por un ancho y asendereado camino nos vamos hasta la cima de esta humanizada montaña (2258 m, 6,1 km), un lugar amplio y extraño, afeado por las desvencijadas y ciclópeas instalaciones que lo rematan, y hasta el que llegan también los nefastos efluvios visuales de los dominios esquiables de Cotos y Navacerrada.

Alto de las Guarramillas

Alto de las Guarramillas.

Alto de las Guarramillas

Tantos artefactos rompiendo la sobriedad de la venerable montaña urgen una rápida retirada, así que, tras dar una vuelta alrededor de las instalaciones, desandamos nuestros pasos hasta el collado del Piornal (2074 m, 8,4 km), y nos montamos en la cuerda de las Buitreras (2110 m, 8,9 km), por donde regresamos.

Cabra montés

Ejemplares de cabra montés en el collado del Piornal.

Cuerda de las Buitreras

La Maliciosa y la cuerda de las Buitreras. Fotografía tomada desde el Alto de las Guarramillas.

El descenso por las Buitreras, aun siendo fácil, discurre por terreno escarpado y requiere algunas advertencias (recomendamos bajar por el camino más frecuentado de la fuente de la Campanilla).

Hasta la cota 1974 (la más prominente del cordal), la progresión se efectúa, rumbo suroeste, cerca de la divisoria por la vertiente del arroyo de la Maliciosa. La cota se esquiva también por esa vertiente, pero perdiendo altura decididamente.

Cuerda de las Buitreras

Cuerda de las Buitreras: cota 1974.

Eludida la cota (1820 m, 10,2 km), el itinerario gira la la derecha (rumbo oeste) en dirección a un hombro (1762 m, 10,8 km). Hasta aquí, los hitos son abundantes, y, prestando la debida atención, no deberían existir problemas de orientación.

En el hombro, doblando a la izquierda, se entra en el pinar, donde la senda, muy difuminada, se ha perdido completamente en algunos tramos. Más abajo se torna algo más patente y reaparecen los hitos, pero, aun así, no resulta fácil seguirla.

Almorchones

Pinar de los Almorchones.

Finalmente, desembocamos en un camino más transitado, que cruza el arroyo de la Maliciosa (1450 m, 12 km) y, por el pinar de los Almorchones, llega al embalse del Ejército del Aire (1400 m, 12,5 km) y al aparcamiento de la Barranca (1380 m, 12,7 km).

Distancia (ida y vuelta) 12,7 kilómetros
Ascensión acumulada 1130 metros

Mapa de la ruta Track
Sierra de Guadarrama
Web
Analytics

Suscríbete y accede a todo el contenido: tracks, consultas, fotos a mayor resolución y nuevas rutas.