Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión a la Cruz del Mampodre por el Canalizo

Parto de Maraña (1.250 m) con la intención de ascender al techo del Mampodre.

Picos de Mampodre

Para empezar, debo elegir entre la ruta del Canalizo y la que transita por el prao de Pacho. Esta última parece más directa, pero me atrae más el perfecto surco glaciar abierto en la ladera septentrional del macizo.

Cruz del Mampodre

Además, justo en la entrada de la canal brota la increíble surgencia de la Fuentona. Opto, en consecuencia, por esta ruta, y, tras cruzar el río por un puentecillo en las afueras del pueblo, pongo rumbo al suroeste por terreno de prados.

Camino casi por el límite entre las plácidas vegas y las abruptas laderas que ascienden hasta la Cruz. Me acompañan el pico de Tronisco y la peña Cagüezo al frente; y, a mi derecha, el paredón vertical de Peña Hoguera.

En la Fuentona (1.305 m, 1 km) lleno la botella mientras contemplo las morrenas glaciares entre las que fluye el torrente. El agua brota con fuerza de la misma peña, tras recorrer el dédalo de galerías subterráneas horadadas en el interior de la inmensa acumulación de calizas en la que el hielo y el tiempo han esculpido el Mampodre.

Cruz MampodreEl Canalizo.

Empiezo a subir el Canalizo por la izquierda. El terreno, aunque escabroso y de fuerte pendiente, no presenta grandes dificultades. El ambiente desde el principio es el propio de la alta montaña: roca caliza salpicada de zonas herbosas donde triscan los rebecos que se han librado, al menos de momento, de la epidemia de sarna.

Como era de esperar, por encima de la Fuentona no hay ni rastro del arroyo reflejado en el mapa del IGN.

En la hendidura, al abrigo de todos los vientos, el sol aprieta y el calor es sofocante. Más arriba (1.530 m, 1,7 km) veo uno de los pocos arbolillos que han logrado enraizar en un suelo tan áspero. Sentado a su fresca sombra, me olvido por unos instantes del cuestón que me aguarda y del montón de moscas que me atosiga.

Desde aquí se oye todavía el rumor del arroyo de la Fuentona, que corre a unirse al río de Maraña dibujando una línea de frescor en la hierba del escampado. A la derecha queda el caserío de Maraña, del que parte, como una cinta blanquecina, la pista hacia Riosol. Las nubes bajas están empezando a entrar por Tarna y ya trepan por la ladera del Abedular. Presidiendo este escenario, se erige la cúpula de Ten.

Cuatrocientos metros por encima de la Fuentona (1.720 m, 2,4 km), aparece un pequeño rellano, bucólico rincón que en el mes de agosto se muestra repleto, entre otras especies vegetales, de malvas y digitales.

Desde aquí hay dos posibilidades: doblar hacia el collado Gistral (derecha) y por la loma que da a Valverde subir directamente a la cima de la Cruz, o seguir hacia la izquierda por el fondo del Canalizo, cuyo aspecto es ahora mucho más herboso.

Ascensión a la Cruz del Mampodre por el CanalizoEl rellano del Canalizo y las dos opciones hacia la cima.

Ascensión a la Cruz del MampodreVista del Canalizo desde el collado Gistral en una ascensión invernal.

Sin ninguna duda, la primera es la opción más aconsejable. Gano el collado Gistral (1.809 m, 2,8 km), que da vista a Valverde, y por la divisoria alcanzo la cima. El repecho es largo y duro, pero carente de dificultades.

La Cruz del Mampodre y la PolinosaLa Cruz del Mampodre y el collado Gistral, paso que comunica Valverde (derecha) con el Canalizo (izquierda). A la derecha de la imagen, la Polinosa.

Ascensión a la Cruz del Mampodre

Ascensión a la Cruz del MampodreEn la cresta noroeste de la montaña.

Me encuentro en el techo del macizo (2.192 m, 4,1 km), con el abismo del circo de Mampodre al este; el suave valle de Valverde al oeste; y al sur, la línea medular del conjunto montañoso. Una línea que se despliega a lo largo de dos kilómetros, desde la Polinosa al pico Vajarto, pasando por el Cervunal y el Mediodía, peña donde las anfractuosidades del Mampodre alcanzan su cenit. Tierra de contrastes, de insondables precipicios, interminables canchales y verdes laderas donde agosta el ganado de Lillo y Maraña.

Para regresar, desando el camino hasta el collado Gistral (1.809 m, 5,3 km). Aquí doblo a la izquierda (oeste) y bajo a Valverde aprovechando una franja libre de escobas.

Cruz del MampodreLa cresta noroeste y el collado Gistral vistos desde las inmediaciones de la cima.

Arroyo ValverdeJunto al cauce del arroyo Valverde.

Arroyo ValverdeNo siempre hace calor por estos pagos; a veces, hace demasiado frío incluso para el arroyo Valverde.

Maraña y Peña HogueraRelajantes praderas en el camino hacia Maraña y Peña Hoguera.

Para llegar a Maraña, ya sólo queda caminar un buen rato dejándome guiar por el arroyo.

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 8,9 kilómetros
Ascensión acumulada 950 metros

Distancia (ida) 4 kilómetros
Ascensión acumulada 950 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a la Cruz del Mampodre
Web
Analytics