Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión a la Torre de la Párdida desde la horcada de Don Carlos

La Torre de la Párdida, una de las grandes cumbres que limitan el remoto jou de Cerredo, se eleva al noreste del Pico Boada, formando parte del poderoso ramal que, desde la horcada de Don Carlos o Arenizas Alta, se prolonga hasta la horcada Arenera.

Vistas de la Torre de la Párdida

Partiendo de la horcada de Don Carlos, la línea de ascenso ideal sería aquella que, por lo alto del ramal, corona la Torre de la Párdida, pasando previamente por el Pico Boada.

Torre de la PárdidaEl Pico Boada (izquierda), la Torre de la Párdida y la cresta que los une.

Sin embargo, estas dos montañas se encuentran unidas por una abrupta cresta sobre la que se alza la vertical pared meridional de la Párdida, una pared que carece de puntos débiles, al menos hasta donde nosotros conocemos.

Vista de la Torre de la Párdida desde el Pico BoadaEl infranqueable aspecto que muestra la Torre de la Párdida vista desde el Pico Boada.

Como quiera que esa línea ideal de ascensión resulta imposible sin el uso de técnicas de escalada, no queda otra que bajar desde Arenizas Alta al jou de Cerredo, para, desde allí, buscar la más pacífica ladera norte de la Párdida. Este rodeo nos permitirá engarzar con la vía normal de subida, es decir, con el itinerario que viene de la horcada Arenera.

Desde la horcada de Don Carlos (2.413 m), bajamos por la muy pisada y descompuesta pendiente que cae hacia el fondo del jou de Cerredo.

Horcada de Don Carlos y jou de CerredoDescenso desde la horcada de Don Carlos al jou de Cerredo.

Procurando perder la menor altura posible, en cuanto podemos dejamos de descender y viramos al norte (2.260 m, 0,4 km) para continuar la progresión por el enorme pedrero que ocupa la vertiente oriental del hoyo.

Aunque en el pedrero hay algunas trazas de paso, no son fáciles de localizar, pero, pese a las apariencias, incluso fuera de ellas se avanza con relativa comodidad.

En la entrada septentrional del jou de Cerredo (2.305 m, 1 km), giramos a la derecha (este) para seguir la senda marcada con hitos que va ascendiendo hacia una brecha del contrafuerte noroeste de la Torre de la Párdida.

Torre de la PárdidaAcceso desde el jou de Cerredo a la ladera norte de la Torre de la Párdida. Fotografía tomada desde el Pico de los Cabrones.

Ganada la brecha (2.430 m, 1,5 km), proseguimos subiendo por la cuerda del contrafuerte hasta su entronque con la montaña.

Delante de nosotros tenemos una pronunciada fisura. Continuamos trepando a la derecha de la fisura (I+) para cruzarla unos metros más arriba, en una zona donde reposa un gran bloque.

Torre de la PárdidaDetalle del acceso a la ladera norte.

Torre de la PárdidaLadera norte de la Torre de la Párdida. Buscando el mejor itinerario la cruzamos en ascenso de derecha a izquierda hasta entroncar con la vía normal (en blanco). Fotografía tomada desde el Neverón de Urriellu.

Accedemos así a la gran ladera norte de la Párdida, que es como la antítesis de la sur: pina y algo incómoda en algunos tramos, pero fácil de andar.

Buscando las mejores zonas de paso, la cruzamos en ascenso hasta dar con la vía normal (2.550 m, 1,9 km).

Ya solo queda una fácil trepada (I) y un sencillo cresteo para alcanzar la cima (2.596 m, 2 km).

Vistas desde la cumbre

Distancia (total) 4,1 kilómetros
Ascensión acumulada 500 metros

Mapa de la ruta Track
site stats