Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

El río encantado (de La Granja al arroyo del Chorro Grande y la fuente del Infante)

Al pie del Reventón, tiene su nacedero el arroyo del Chorro Grande, nombre ciertamente poco poético, pero muy descriptivo del espectáculo que ofrece este río entre los 1.400 y los 1.550 metros de altitud, donde forma la cascada, según dicen, mayor de toda la sierra de Guadarrama.

4k - YouTube

En esta ocasión, el plan consistía en ir a la base de la cascada por el camino que, desde la urbanización Caserío de Urgel, marcha paralelo a al arroyo de la Peña del Berrueco. Subir luego a la parte alta del chorro, para, desde aquí, tirar monte a través hasta la fuente del Infante, y regresar a La Granja por el camino habitual.

Sin embargo, en La Granja están de obras, y hay importantes movimientos de tierras en la salida hacia el Chorro Grande. Así que, para no mancharme demasiado las botas, opto por modificar ligeramente mis planes.

Salgo de la urbanización (1.240 m) por el camino de la fuente del Infante. El día es triste, frío y neblinosamente húmedo, perfecto... para los montañeros escoceses. A mí me gusta más el solecico, pero hoy me siento un poco escocés, y subo disfrutando de los rincones del bosque, envueltos en el misterioso velo de la niebla.

BosqueEl tiempo escocés.

Más arriba (1.410 m, 0,9 km), el camino que traigo se une con el otro que también viene de La Granja, aunque dando un ligero rodeo.

En un claro del bosque, el camino se divide (1.480 m, 1,5 km). Los dos ramales van a la fuente del Infante: el de la derecha, por el mirador de Tere y la fuente de Rúper; y el de la izquierda (más corto), por la Peña del Berrueco.

Para ir al Chorro Grande, tiro por el camino de la izquierda, y, nada más vadear el arroyo de la Peña del Berrueco, cojo un sendero que sale a la izquierda (1.500 m, 1,7 km).

senderoEn el sendero hacia el Chorro Grande.

La senda, estrecha pero bien marcada y de descansado trazado, avanza por el pinar, cruza el arroyo de la fuente del Infante (1.530 m, 2,5 km) y llega a la parte más alta de la cascada del arroyo del Chorro Grande (1.540 m, 2,9 km), que hoy ruge con fuerza y corre con ganas.

Chorro GrandeEl Chorro Grande.

Por una trocha algo abrupta, bajo hasta la base (1.405 m, 3,5 km), esquivando el agua que, de momento, no cae del cielo, sino de los pinos, que, por debajo de 1.500 metros, empiezan a deshelarse.

Chorro GrandeOtra imagen del Chorro Grande.

Tras admirar el salto de agua, desando mis pasos y subo otra vez a la parte superior del chorro, desde donde, crecido como voy, desprecio los senderos y tiro pinar arriba hacia la fuente del Infante. Viendo el mapa, se trata de itinerario más corto. Viendo la realidad, se trata de una decisión, cuando menos, discutible.

El terreno, cubierto de una capa de nieve blanda, me obliga a ir esquivando los claros del bosque colonizados por las escobas. Para ello, a unos 1.700 metros de altitud, viro al sur y cruzo el arroyo de la fuente del Infante. A partir que aquí, la fuerte pendiente, abancalada para favorecer el crecimiento de los pinos, hace muy penosa la progresión. Echo mano de la resignación, a la que tan acostumbrado estoy, para seguir subiendo. Lo hago en silencio y sin maldecir, algo que me admira: deben de ser cosas de la edad.

Fuente del InfanteLa fuente del Infante.

Resoplando, salgo al camino (1.800 m, 5,3 km), desde donde no tardo en alcanzar la fuente del Infante (1.835 m, 5,6 km).

El tiempo escocés (esto es, la niebla, el viento y el frío) sigue en sus trece, y no da para mucho más que hacer un par de fotos y bajar pitando.

Regreso por el camino de la Peña del Berrueco. En la bifurcación (1.480 m, 1,5 km), hago un alto en el descenso para visitar el mirador de Tere (1.545 m, 7,8 km), y poner la guinda, así, a este tranquilo paseo por la vertiente segoviana de los montes carpetanos.

Distancia (total) 9,5 kilómetros
Ascensión acumulada 775 metros

Mapa de la ruta Track
site stats